4 (II). Breve Historia de la Chola Paceña (Segunda Parte)

Época Republicana

Bolivia ha tenido la desgracia, entre las muchas que ha padecido, de alimentar una burguesía negadora de todo lo nacional” (Paredes Candia, 1992: 485)

A pesar de que Bolivia ya se convierte en una nación libre y soberana (1826), sus habitantes originarios siguen siendo discriminados. Los indígenas portan un estigma racial. Mas aún en el caso de la chola debido a que no sólo era indígena sino que también mujer.

tumblr_nmaw8pv8vR1r7yq44o1_500

No obstante, la chola tuvo una importante participación en el periodo republicano.

Las rabonas conforman una de las características principales de este periodo. Muchos autores hacen referencia a tan valiente personaje que acompañaba a los soldados en el proceso de formación de la patria. Se encontraban dispuestas a ayudar de la manera que podían a los guerrilleros. La valentía y fuerza de estas mujeres quedaron selladas en la chola. “Uno de los rasgos peculiares del carácter de la chola es su agresividad, y es tan honda e inconfundible que ha sentado tradición en el país” (Paredes Candia, 1992: 351).

Simona Manzaneda demuestra ese carácter fuerte que posee la chola. Al igual que las rabonas esta mujer entregó parte de su vida a su patria. Facilitaba el trabajo de los soldados llevándoles instrucciones cuidadosamente guardadas debajo de sus polleras y también formaba clubs para la discusión de ideas revolucionarias. Murió baleada en 1816 no sin antes haber sido paseada desnuda en burro por las calles de la ciudad.

shc en venta

La ley de Exvinculación dictada en 1874 por el presidente Frías capitalizó fenómeno social de gran repercusión no sólo para la chola, si no para los campesinos en general: la migración campo-ciudad. “Se declaraba legalmente la extinción del ayllu y se pretendía parcelar su territorio, individualizando la propiedad comunal, mediante la dotación de títulos individuales”.

En consecuencia muchas comunidades, al quedarse sin tierras, no tuvieron más opción que dirigirse hacia la ciudad. La afluencia de campesinos en La Paz como era de esperar tuvo sus repercusiones: “Gracias a la masiva migración La Paz había indianizado su composición étnica, se había polarizado en clases antagónicas y la sociedad se había hecho piramidal” (Rivera, 1996: 184).

Es en este contexto donde la mujer indígena tuvo que acomodarse donde mejor pudo, debido al todavía presente racismo y al bajo nivel de educación que poseían, se vieron obligadas a ocupar puestos laborales mal remunerados y poco regulados. “Con el advenimiento de la república el status social de la chola continuo idéntico al del tiempo del coloniaje español. Los oficios humildes y populares estaban reservados para la chola” (Paredes Candia, 1992: 256).

Fue el servicio doméstico uno de los trabajos ocupados por la mujer de pollera,el que afectó claramente su imagen, llegándose a convertir en un trabajo típico de la chola. Rivera (1996) considera a esta labor una forma de “proletariado colonial” que “constituía el primer espacio ocupacional para las mujeres tanto migrantes del campo como cholas paceñas de larga raíz urbana” (:191). De este modo, por la naturaleza del trabajo, en las construcciones del imaginario de las familias de clase media se fueron configurando el prejuicio de considerar inferior a la chola se la veía como una especie de sirviente moderno: basta con observar el denominativo que se le asignaba: la empleada.

lh__bolivia__by_alethehedgehog1-d3ejs2d

Otro puesto laboral que ocuparon las migrantes indígenas fue el de dueñas de pequeños puestos de venta de productos. Muchas mujeres de pollera emprendedoras crearon su pequeño comercio, tendencia que se convertiría en un rasgo.Fue el comienzo del futuro poder económico y hegemónico  que tendrían muchas cholas comerciantes. Poder que se reforzara con el transcurrir del tiempo. “Como el judío ella sabe que el dinero le abrirá muchas puertas y por eso lo atesora” (Paredes Candia, 1992: 52).

En 1925  Bautista Saavedra dicta una ordenanza por la cual prohibía el Ingreso a la Plaza Murillo de indios varones vestidos como tales. Para poder entrar a la plaza los hombres del campo  tendrían que vestir sin que su ropa lo delate como indio. Esto marco el “caso consagratorio en que la ropa basta para decidir histográficamente la identidad social del personaje femenino más célebre en la historia de Bolivia” (Paredes Candia, 1992: 27).

[cholita+paceña100.jpg]

La Guerra del Chaco (1932-1935)  logró impulsar la migración. Bajo el mandato de Salamanca Bolivia se vio envuelta en contiendas bélicas contra Paraguay. Sin duda este conflicto desencadenó repercusiones tanto sociales, políticas como económicas y además de la muerte de muchos indígenas o la creación de partidos antiliberales, el aumento de  la migración campo-ciudad es, como ya se mencionó, un proceso vital para el desarrollo histórico de la chola: “Después de la guerra la población urbana creció en un 30% en las principales ciudades. La mayoría de los excombatientes eran los que migraba” (Gotkowitz, 2011: 157).

Tanto Gotkowitz (2011) como Rivera (1996) coinciden en que fue en esta guerra donde las mujeres, independientemente de su clase, se convirtieron en la única “industria del pueblo”. Fueron ellas las que se incorporaron, por necesidad, a la fuerza laboral en ese momento desprovista de hombres.Se crearon asociaciones y sindicatos que unían a una amplia red de mujeres comerciantes donde, en su mayoría, las integrantes eran de pollera. Gracias a esto se explica, en parte, el actual gran poder económico que poseen algunas cholas.

En 1952 la Revolución Nacional impactó en el incremento de la llegada de campesinos a la ciudad. “Gualberto Villarroel promulga: los indios podrán transitar libremente por todo el país” (Iñiguez. 2001). Con esta mayor libertad los recién llegados se van instalando definitivamente en La Paz. Esto provoca que las mujeres campesinas traten de imitar a las mujeres citadinas. La chola “pierde aspectos que le caracterizaban desde la colonia y los reemplaza por características occidentales” (Llanque, 3).

Incluso en algunos casos la mujer abandonó su pollera y optó por el vestir urbano. Gonzalo Iñiguez Vaca aclara mejor esta negación de identidad: “En varias encumbradas familias paceñas actuales descienden de este proceso de mestización y generalmente lo ocultan o tratan de minimizarlo”.

Pero ¿por qué la Chola prefiere adaptar una vestimenta occidental y a la vez minimizar su origen ancestral? Una posible respuesta es que las cholas “emblemáticamente representan a las mujeres indígenas y mestizas pobres. Ellas portan la marca más visible de su identidad con su vestimenta.

Por esta razón, para tener una mayor aceptación social, algunas mujeres de pollera deciden cambiar su apariencia, ocasionando el nacimiento de la birlocha que, al parecer, se efectuó en esta época. La birlocha es la mujer, de origen indígena, que por diferentes circunstancias dejo su vestimenta originaria de chola para reemplazarla por una occidental.


PRIMERA PARTE

TERCERA PARTE

Deja un comentario, no sea timido

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s