4 (III). Breve Historia de la Chola Paceña (Tercera Parte)

 Autor: Sr.Coperfield


Actualidad

Es en este periodo donde la Chola adquiere, como lo denomina Llanque, un nuevo “status social”. Se refuerza la identidad de la mujer de pollera. Esta se desenvuelve en nuevos puestos laborales, alcanza mayor nivel de estudios y se inserta de manera más igualitaria en la sociedad boliviana.

La participación de la chola en puestos estatales como diputadas o senadoras demuestra lo anteriormente dicho. Ya no es nada del otro mundo ver a una mujer de pollera sentada en la cámara de diputados, situación que en tiempos pasados, al menos, hubiera causado asombro.

Al igual que ver como cholitas funcionarias de la alcaldía de La Paz tienen un uniforme personalizado para ellas. Se puede leer “con fuerza, con ñequ’e”  inscrito en su manta, que junto con su pollera porta los colores de la bandera de La Paz.  Del mismo modo, ya se hace cada vez más natural ver a jóvenes cholitas como recepcionistas en el Banco Unión y otras instituciones estatales.

Además de la política también se vio a la mujer de pollera en campos inéditos; como presentadoras de televisión o radio, como profesoras en universidades o colegios, como estudiantes destacadas. La vergüenza e inferioridad que simbolizaba la pollera para algunas mujeres se transformó en un signo de orgullo.

Pero ¿a qué se debe este fortalecimiento identitario? Sin duda existieron muchos factores que ayudaron a la mejora de la autoestima colectiva de las cholas; como la reivindicación de los derechos de la mujer a nivel mundial o el fortalecimiento de lo ancestral y lo indígena.

Sin embargo existió un personaje boliviano que contribuyo a generar el nuevo status: Remedios Loza Alvarado. Mostró con  orgullo su vestimenta e incursiono en ámbitos nunca antes vistos. Fue la primera mujer de pollera en conducir un programa radial y posteriormente televisivo, además de haber sido la primera “chola” diputada y no solo eso, también fue la primera mujer candidata a la presidencia. No sería la última en realizar tales hazañas, al contrario daría inicio a una nueva etapa donde “las cholitas desplegarían una serie de acciones para reafirmar su identidad, luchando por el significado y rechazando las definiciones impuestas

Otro acontecimiento que contribuyó al fortalecimiento de la identidad que experimento la chola en la actualidad fue la victoria electoral de del Movimiento al Socialismo (MAS) con Evo Morales como el primer presidente indígena, en el 2006. Con la creación de la nueva Constitución y el nacimiento del Estado Plurinacional se dio inicio a una diferente etapa en la historia de Bolivia. Una etapa en la que, al menos en la teoría,  se valoriza a lo indígena, se lucha contra el racismo y se pretende “dejar en el pasado al Estado Colonial, republicano y neoliberal”.

El aspecto que interesa dentro de este contexto es el reconocimiento oficial de la multiculturalidad étnica por parte del Estado. Éste, por así decirlo, se pone de parte de los indígenas. Es así que las mujeres de pollera llegan a ocupar puestos en el parlamento y, como también mencionamos anteriormente, cobran relevancia en el ámbito político.

Un indicador más que muestra la mejora en el estatus social de la chola es precisamente el sitio web donde se encuentra publicado el artículo de Llanque. En http://www.cholitapacena.com/ se puede encontrar diverso contenido relacionado con la chola. Fotos, textos, reseñas y vídeos pueden ser vistos en la página. Del mismo modo http://www.cholitasfashion.com/ ofrece también similar contenido. Estos espacios en el internet dedicados especialmente a nuestro sujeto de estudio señalan la intención de compartir con el mundo la identidad de la chola. No hay nada de qué avergonzarse, al contrario, es un orgullo vestir pollera.

Dado el asentamiento de muchas cholas en La Paz y la continua influencia que ejerce el ámbito citadino en ellas era de prever que su apariencia se viera afectada o mejor dicho occidentalizada. La incorporación del maquillaje (que antes era mal visto por muchas cholas), la presencia de la moda actual en la vestimenta y las joyas de calidad son elementos que demuestran el intento de adaptación a la sociedad urbana. Las cholitas más jóvenes son las principales afectadas en este ámbito.

A diferencia de las cholas antiguas en la actualidad se modificaron varias prendas. Se sustituyó el jubón por chompas más comunes y desaparecieron esas tan características botas largas siendo reemplazados por zapatos planos. A pesar de que estas modificaciones son aparentemente sutiles,  con el pasar de los años la chola “original” de épocas anteriores desapareció. Como lo afirma Paredes Candia “el traje de a chola paceña antigua ya no existe” (1992:112)

Tipos de cholitas

Habiendo observado cronológicamente la historia de la chola resulta más adecuado y fácil, en esta parte, hacer una categorización y clasificación sobre los “tipos de chola” que surgieron a  lo largo del tiempo.

Sin duda existen autores que ya realizaron dicha tarea, dentro de estos Paredes Candia fue el que hizo una clasificación más completa. Para el mencionado autor existen cuatro tipos principales: chola de primera (hija de padre blanco y madre indígena), chola decente (de tez blanca, situación económica estable), chola mediana (dedicada al comercio minorista de padre mestizo  y madre nativa) y chola india (campesina que al ingresar a la urbe adopto la vestimenta de la chola) (1992: 210).

Estas clasificaciones muestran la diversidad de modelos que puede llegar a tener la chola. Sin embargo se considera pertinente añadir más tipos.

  • Primero tenemos a la “la chola temporal”. Es la mujer que adopta la pollera normalmente para una festividad folklórica o para determinados concursos. Un interesante caso que ejemplifica esta adaptación momentánea de la vestimenta podemos encontrarlo en el último concurso de miss cholita (2013) donde las participantes lloran y reclaman debido a que la ganadora a pesar de ser linda, “no es chola de verdad”.
  • La chola vocera” se considera otro ejemplo más, normalmente es esposa del chofer y no falta la ocasión donde se la ve con un bebe en manos, lo atiende y pide los pasajes simultáneamente.
  • También está “la chola dulcera”, probablemente uno de los casos más típicos. Se dedica a vender todo tipo de productos alimenticios económicos o en otras palabras comida chatarra.
  • La cholita luchadora” o cachaskanista: curioso personaje que ofrece un show de lucha libre a los visitantes.
  • La cholita pordiosera”, el modelo de mujer indígena en estado de indigencia que levanta su mano anhelando  recibir algún dinero.
  • La cholita albañil”:en un campo laboral típicamente masculino la mujer de pollera se abre espacio trabajando duro ya sea reparando el asfalto y cargando bolsas de cemento.
  • Otros tipos mas: “la chola trabajadora del hogar”, “la cholita profesora” etc.

En fin, aparentemente la situación de la chola mejoro en la actualidad. Sin embargo sigue habiendo  mujeres mayormente jóvenes (como también hombres) que niegan y tratan de ocultar su procedencia indígena. Lo que nos lleva a formular la siguiente pregunta: ¿A qué se debe este miedo?

Puede haber diversos factores que contribuyan a esta negación de identidad. No obstante se considera que la discriminación por parte de otros jóvenes “bien” es una de las principales razones.


PRIMERA PARTE

SEGUNDA PARTE

Deja un comentario, no sea timido

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s