4 (I). Breve Historia de la Chola Paceña (Primera Parte)

Autor: Sr.Coperfield


C – H – O – L – A

Una de esas palabras que significa tanto…

Cada persona la entiende a su manera. Y eso que solo estoy pensando en La Paz.

Para algunos es una “buena” palabra mientras que para otros es una “mala” palabra

Caso buena palabra  – Cholita

  • Por Ejemplo: Zas Cholita!

Caso mala palabra  – Chota

  • Por ejemplo: ¡esta chota carajo!

La finalidad del presente escrito es brindar información histórica de la chola para que el lector pueda tomar en cuenta otras formas de percibir a tan emblemático personaje femenino. Para tal efecto, tome en cuenta cuatro periodos de la historia: época precolombina, época colonial, época republicana y la actualidad.

ÉPOCA PRECOLOMBINA

Se considera importante mostrar, a grandes rasgos, las peculiaridades de la mujer indígena en tiempos previos a la llegada de Colón.

¿Por qué hacerlo? ¿No era que la chola emergió como actor social hasta la época republicana?

Verdad. La chola nace en la Época Republicana. Sin embargo, existen algunos rasgos parecidos entre la chola actual y la mujer inca.

En la cultura incaica, habían dos arquetipos de mujer: la hogareña subordinada representada por Mama Ocllo y la guerrera con autoridad re
presentada por Mama Huaco. El primer grupo estaba conformado por el grueso de la poblacion femenina mientras que el segundo por una minoría.

No olvidemos que incluso en el Ayllu podemos encontrar casos de mujeres curacas (Rostworowski, 1986: 15). La chola paceña logró combinar estos dos modelos, representando así a una mujer luchadora y trabajadora pero también dedicada a las tareas de la casa y el cuidado de los hijos.

La vestimenta de la mujer inca, al igual que la de los hombres, representaba su posición social. Lo importante de la ropa no era la complejidad de su confección, sino la calidad de los materiales con los que estaban fabricados. Lo mismo ocurre hoy. Se puede inferir la posición social de una chola nada más mirando  la calidad de su pollera o de sus joyas.

La forma del peinado actual de las cholas fue heredado de sus antepasados incas que partían su larga cabellera al medio con una raya imaginaria.

ÉPOCA COLONIAL

Sin duda alguna el tan peculiar encuentro con los españoles desencadenó numerosas repercusiones como la mezcla biológica y cultural de dos sociedades distintas.

Mezcla biológica: A diferencia de otros imperios, el español no exterminó a la población dominada. Al contrario, convivió con esta durante toda la colonia. El mestizaje fue inevitable, no sólo  producto de violaciones y abusos, sino de también actos oficiales. Por ejemplo, el Gobernador del Reino de Chile Martin García Ñoñez de Loyola tenía como esposa a la princesa inca Beatriz Clara Coya (hermana de Huáscar) y la mujer de Francisco Pizarro eran nada más y nada menos que Inés Huaylas Yupanqui (hermana de Atahualpa).

Los autores discrepan sobre quién era mestizo y quién era cholo.  Así Gonzalo Iñiguez   Vaca Guzmán en sostiene: “Las cholas constituyen un sector social intermedio o de  transición      al de los mestizos. Diferenciándose de las mujeres criollas y aún de las campesinas”.

Por otro lado, Delfín, Fernández y Romero afirman: “El término cholo se refería al hijo no  reconocido habido en una india americana por parte del español”.

Mezcla cultural: pasados los intentos de revolución indígena de 1781 en contra de la corona, “el visitador José Arreche prohibió a los naturales el uso de vestidos nacionales, que pudieran traerles a la memoria los antiguos recuerdos incaicos y les impuso que adoptasen, los trajes provincianos de España” (Sahonero, 1987: 19-21). Tal acontecimiento dio origen a un nuevo tipo de vestimenta que adoptaba tanto características de los españoles como las de los nativos .

En el libro de Sahonero (1987) se indica  tres particulares adornos coloniales de la chola: pendiente, alfileres y anillos. Estos elementos con el pasar del tiempo se volvieron inherentes a la mujer de pollera. Asimismo la autora comenta sobre la manta de pecho que “se convirtió en una de las prendas de mayor asimilación proveniente de España” (:40).

Por su parte, Gonzalo Iñiguez Vaca Guzmán se refiere a este periodo de la siguiente manera:

En cuanto a la vestimenta propia y su singular uso de nuestra chola, que es un factor muy importante de identidad hasta hoy en este amplio segmento social, sus orígenes se remontan a finales del Siglo XVIII, cuando luego de sofocadas las rebeliones indígenas de los caudillos indígenas Amaru y Katari en los Virreinatos del Perú y del Río de la Plata, la Corona a manera de castigo ejemplificador prohíbe a los nativos indígenas el uso de su vestimenta originaria, ordenando lo siguiente : “… Se prohíbe el uso de la vestimenta que pudiera traer memoria a tiempos incaicos, desde ese momento la mujer indígena y la mestiza deberá usar pollera, blusa, manta y sombrero o montera a la usanza de las campesinas españolas, que sustituirán al acsu, llijilla, chumpi, wincha y chuspa, atuendos originarios prehispánicos.


SEGUNDA PARTE

Deja un comentario, no sea timido

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s